Entradas

132. El Festival de trompeta de Guca, Serbia

Imagen
Uno de los muchos motivos por los que un viaje a Serbia es recomendable es disfrutar de su música tradicional, la música balcánica. Y no hay mejor experiencia para vivirla de primera mano que acudir al Festival Internacional de Trompeta de Guča.
El Festival Internacional de Trompeta de Guča Festivales de música los hay de todo tipo y repartidos por todo el mundo: de música clásica, de jazz, de rock, de country y así podríamos seguir con cualquier estilo musical que podamos recordar. Algunos son pausados, en recintos cerrados; otros al aire libre, en estadios embarrados y llenos de fiesta y baile. Pero pocos conseguirán agitar tanto los sentidos y las entrañas como lo hacen las trompetas y percusión protagonistas de este festival serbio.

El Festival de Guča, que se celebra desde el año 1961, es una competición anual en la que toman parte bandas de viento metal-las llamadas trubači- interpretando música balcánica tradicional. Tras las pruebas de eliminación que tienen lugar a lo largo…

131. El Conde Vronsky de Ana Karenina

Imagen
Parece ser que el escritor León Tolstoi se inspiró en el aspecto físico de la hija primogénita del poeta Alexandr Pushkin, Maria Hartung (1832-1919), para la creación de su personaje de Ana Karenina. Y pensar en esta fantástica novela me lleva de paseo hasta Serbia. 
¡Morto, morto! ¡Conde Vronsky!
Atravesábamos parte de Serbia en un coche alquilado, desplazándonos de Guca a Nis, cuando vimos un cartel en la autopista que anunciaba un monasterio románico. El viaje sin prisa favorece la improvisación y gracias a ello tomamos la salida correspondiente para visitar el lugar. Sin embargo, en cuanto llegamos a la cabina de peaje, la indicación del monasterio había desaparecido por completo. Decidimos intentar pedir indicaciones al que cobraba la autopista, con bastante escepticismo por nuestra parte, ya que hasta el momento no nos había resultado sencillo encontrar gente con la que poder comunicarnos en inglés.

Efectivamente, nuestro cicerón no hablaba ni inglés ni francés, pero afortunada…

130. La muerte de Pushkin

Imagen
Chambord es uno de los mayores tesoros que alberga el Valle del Loira pero no el único. Otra de las paradas obligatorias es la villa de Amboise, donde, además de otro fantástico castillo a orillas del río, se encuentra la residencia donde pasó sus últimos años Leonardo da Vinci, el artífice, precisamente, de la escalera (y tal vez el diseño completo) de Chambord. 
No es el momento de hablaros de estas otras dos joyas de la historia y la arquitectura de Francia, sino que voy a detenerme en una pequeña colección histórica que alberga el ayuntamiento de Amboise, con variopintos objetos que hacen referencia a la historia del lugar. O incluso piezas que hacen referencia a la historia de otros lugares que no tienen nada que ver con Amboise. Como es el caso de las pistolas de Pushkin... Un hallazgo peculiar que nos remite a la historia rusa desde el corazón de Francia.
Aleksandr PushkinAleksandr Pushkin (1799-1837) fue el padre de las letras rusas. Dramaturgo y poeta principalmente, Pushkin …

129. El Castillo de Chambord

Imagen
Uno de los atractivos que ofrece la película "Piel de Asno" de Jacques Demy es la elección de los escenarios en los que fue rodada. El director francés podría haber recurrido a decorados para ubicar un cuento tan colorista y exagerado en lo formal y, sin embargo, optó por escoger emplazamientos reales de una exquisita belleza, especialmente apropiados para la historia narrada. Es el caso del Castillo de Chambord, donde se ubica el palacio del príncipe que rescatará a la bella Piel de Asno. El Castillo de Chambord Francia es el cuarto país del mundo en riqueza patrimonial, según el listado de la UNESCO. Está densamente poblada de ciudades monumentales, yacimientos arqueológicos o joyas arquitectónicas. El conjunto de los Castillos del Loira, donde se ubica Chambord, es uno de estos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad. Y, desde luego, no es para menos.


Chambord fue construido por el rey Francisco I, entre 1519 y 1539. Ejemplo emblemático de la arquitectura renacenti…

128. Piel de Alma

Imagen
Una película: "Piel de Asno" de Jacques Demy. Unos escenarios fantásticos. Dos arqueólogos impactados por un recuerdo infantil. Y una búsqueda arqueológica: la del set de rodaje de la película. De esto trata el documental "Piel de Alma".
Piel de Alma
Producida por Look at Sciences, dirigida por Pierre-Oscar Lévy, y con importantes compañeros de viaje como Cine-Tamaris o el CNRS francés, el documental "Piel de Alma" nos narra una auténtica aventura arqueológica que permite contemplar el cine y la realización cinematográfica desde un punto de vista absolutamente original.  
El título responde a un intraducible juego de palabras entre "Peau d'Ane" y "Peau d'Ame" ("piel de asno" y "piel de alma" en su traducción literal). Y le va que ni pintado. Porque lo que realmente hacen los protagonistas de la cinta, los arqueólogos Oliver Weller y Patrice Latron, es desentrañar el alma de este musical basado en un cuento …

127. Piel de Asno

Imagen
"Era una vez un rey, el más notable que hubo sobre la tierra, amable en paz como terrible en guerra". Así arranca el cuento de Charles Perrault, "Piel de Asno", escrito por el célebre cuentista francés en el año 1695. A Perrault le debemos algunos de nuestros cuentos tradicionales más famosos como "La Cenicienta", "La Bella Durmiente" o "Caperucita Roja". Estas narraciones, además de un entretenimiento para niños y adultos, respondían la mayoría de las veces a una tradición oral que escondía mensajes moralizantes.

"Piel de Asno" de Charles Perrault
Es el caso de "Piel de Asno": el rey con el que arranca la historia, desposado con la más bella de las mujeres, enviuda tras la prematura muerte de su mujer. Esta le hace jurar en su lecho de muerte que no se casará con otra mujer a menos que sea más bella que ella misma. Sabedora de su propia belleza, creía haber encontrado una manera de garantizar que su esposo no vol…

126. Schliemann y un paseo por Micenas

Imagen
En el s. XIX, un comerciante alemán, de nombre Heinrich Schliemann dedicó su juventud a enriquecerse y estudiar historia e idiomas y su madurez a dar buen uso a su dinero y sapiencia. Obsesionado con la Grecia antigua, era firme partidario de que los lugares y personajes de los libros de Homero, la "Iliada" y "La Odisea", escritos en el s. VIII a. C., eran históricos y no legendarios. No le faltaba razón, aunque sus métodos de excavación no fueran muy ortodoxos. Tras descubrir Troya en la colina de Hirssalik, en Asia Menor, Turquía, partió a Grecia en busca de Micenas, la ciudad enemiga de Troya, patria de los reyes átridas, ¡y la encontró!

El Juicio de Paris
Cuando Hera, Afrodita y Atenea convocaron al bello Paris, para que eligiera cuál de las tres diosas era la más hermosa, no sospechaban a dónde llevaría su disputa. El joven troyano eligió a Afrodita, no en vano la diosa del amor y la belleza, y ésta le entregó como trofeo a Helena, esposa de Menelao. Los nob…